Blogia

unefagpf7

HEROES EN VENEZUELA

Los desafíos actuales de los líderes venezolanos son complejos. Tal complejidad demanda una capacidad de respuesta igualmente compleja, que no posee ninguna persona por sí sola, o grupo de personas por sí solo. Para manejar la complejidad de los retos venezolanos se requieren supuestos, métodos y herramientas diferentes a los conocidos. Revisemos algunos de esos retos. Por ejemplo: ¿Cómo profundizar la democracia participativa sin que eso signifique necesariamente desorden, conflicto, violencia y pérdida de tiempo? ¿Cómo enfrentar la pobreza sin que eso se convierta en la bandera de algún grupo en particular, sin reducir las estrategias a la oferta de “dar” sin producir, integrando las experiencias e inteligencias nacionales que están en todos los grupos políticos, económicos y sociales? ¿Cómo construir gobernabilidad, consenso y acuerdos duraderos preservando la diversidad de opciones y puntos de vista políticos en la que se encuentran todas las oportunidades? ¿Cómo valorar de forma diferente las estrategias y acciones que nunca antes se han intentado, cuando en lo desconocido están las respuestas que buscamos? ¿Cómo crear nuevas empresas sólidas y duraderas para incrementar su número por cada 10.000 habitantes y generar todo el empleo que necesitamos? ¿Cómo crear instituciones que funcionen de forma general y universal más allá del gobierno de turno? La complejidad de estos retos está muy por encima de las respuestas conocidas e intentadas hasta ahora. Asumir y resolver estos retos requiere conversación, intercambio y conexión por parte de muchas y diversas organizaciones, porque ninguna tiene la autoridad, el conocimiento, los recursos y la precisión para decir cómo es que se resuelven y cuál es la salida. Y ello toma tiempo. Si ningún líder por si sólo –no importa que tan experimentado y eficaz sea- puede afrontar con éxito la complejidad de los retos venezolanos, obviamente la tarea y responsabilidad del liderazgo escapa al líder individual como concepto y como práctica conocida hasta ahora, dado que la complejidad demanda una capacidad más inclusiva y colectiva. Esta capacidad sólo es posible alcanzarla con un liderazgo colectivo, incluyente, que construya conectividad entre miles de inteligencias en el país. Como el liderazgo colectivo es cualitativamente superior al liderazgo individual para encarar los retos de la complejidad, las posibilidades que abre esta perspectiva son muy promisorias y enfoca la responsabilidad medular del liderazgo de cara al futuro: identificar el camino en medio de la incertidumbre y la confusión de la complejidad.

Los líderes “moldean la cultura y las competencias de las instituciones, las cuales a su vez moldean y alteran la historia y la cultura de un país”. Sin embargo, según Gustavo Cisneros, para lograr dicha influencia en el mundo tan global como el de hoy, la gente necesita desarrollar nuevas competencias; y en el caso de Venezuela, es de sumo interés explorar ideas que faciliten tal objetivo.


El surgimiento de un modelo propio y deseable:

En los últimos 70 años han surgido diversos modelos, teorías o enfoques de liderazgo basados en atributos, comportamientos, y contingencias; así como también los más recientes postulados del liderazgo, tales como: carismático, transformacional, transaccional, de servicio, Coaching, Ubuntu, entre otros. Dichos modelos sin duda presentan múltiples ventajas, valiosas contribuciones e interesantes concepciones; sin embargo, es importante considerar que quizás evoquen ideas, postulados o patrones de otras latitudes, y que muchas veces difieren en su concepción de nuestro contexto cultural. Esta realidad puede en ocasiones infringir algunos códigos culturales y restringir así su contribución al surgimiento de un modelo autóctono y representativo de liderazgo “a la venezolana”. Venezuela puede desarrollar aun más un sentido de orgullo nacional, de originalidad, y progresista para asumir el reto de definir su propio esquema de liderazgo que le permita emerger como nación con todo su potencial escondido y latente. Cualquier entidad, ya sea individual, de equipo, organizacional, o como nación, puede seguir el consejo de “escudriñarlo todo, y retener lo bueno”; logrando así sobreponerse a la tendencia de querer vivificar e imitar modelos del pasado, foráneos, y/o complejos de liderazgo. Más bien, la idea es que los líderes venezolanos puedan desarrollar un sentido de inteligencia contextual que facilite la formulación de un esquema que permita entender lo global y ser relevantes en su accionar local.

 

Beatriz Moreno C.I 12.841.856 / Dariana Mora C.I 6.297.945 / José Mora C.I 9.330.422 / Mailing Neira C.I 6.501.571 / Migberth Cella C.I 9.962.070 / Marcos Leal  C.I 6.902.644 / Yurmi Mujica C.I 10.475.267.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

CICLO DE VIDA DE LAS ORGANIZACIONES

 
  

CICLO DE VIDA DE LA ORGANIZACIONES

 

 

 

Cada organización crece y se desarrolla de acuerdo con un ciclo de vida natural, frente a los problemas previsibles en cada etapa a lo largo de su vida útil.

Sabiendo que su organización está en las empresas en el ciclo de vida puede ser fundamental para su éxito.

Dicho ciclo ésta comprendido:

1.- Nace la Organización.

2.- Pubertad, empieza a crecer

3.- Adolescencia, tiempos de cambios (productiva)

4.- Adultez, se da cuando la organización se encuentra en plena producción (genera más                         producción).

5.- Madurez, se da cuando empieza a decaer

6.-fallecimiento, cuando la organización a ha cumplido con su ciclo de vida.

 

PAEI

P: PRODUCtor

A: ADMINISTRADOR

E: EXPANSION

I: INTEGRADor

 

PAEI:  Es un método de evaluación de la contribución y de las fortalezas de cada miembro de un equipo.

Ningún gerente de manera individual puede resolver todas las demandas de una organización, es decir, a fin de llegar al éxito debe delegar.

El gerente debe ser un líder.

Para Adizes (1988), la efectividad organizacional viene a ser la suma de estas cuatro funciones, siendo imprescindible que todas se ejecuten adecuada y oportunamente. De su combinación surgen distintos tipos de organización relacionados con su ciclo de vida: Cortejo (PaEi); Nacimiento (Paei); Niñez (PaEI); Adolescencia (pAEi); Adulto (PAEi); Edad Madura (PAeI); Aristocracia (pAeI), Retiro (_A_I), Senectud (_A__) y Muerte (____); así como diferentes estilos de liderazgo e incompetencia gerencial (2) según sea la tendencia del individuo a utilizarlas en mayor o menor grado, los cuales se presentan a continuación:

Estilos de incompetencia

Estilos de liderazgo

P— = El Solitario

Paei= El Productor

A— = El Burócrata

pAei= El Administrador

—E- = El Incendiario

paEi= El Empresario

—-I = El Súper Seguidor

paeI = El Integrador

— = El Palo Muerto

PAEI= El Gerente de libro texto

PA—= El Negrero

PAei= El Gobernante

PA-I= El Príncipe Benévolo

PAeI= El Pastor

A-I= El Burócrata Paternalista

pAeI= El Administrador participante

P—I= El Entrenador Insignificante

PaeI= El Guía

P-E-= El Fundador en Ciernes

PaEi= El Fundador

PAE-= El Solista que desarrolla

PAEi= El que desarrolla

—EI= El Demagogo

paEI= El Maestro

AEI= EL Falso Líder

pAEI= El Novato Entusiasta

-AE-= El Latoso

PaeI= El Abogado del Diablo

P-EI= El Gurú Carismático

PaEI = El Estadista

 

Beatriz Moreno C.I 12.841.856 / Dariana Mora C.I 6.297.945 / José Mora C.I 9.330.422 / Mailing Neira C.I 6.501.571 / Migberth Cella C.I 9.962.070 / Marcos Leal  C.I 6.902.644 / Yurmi Mujica C.I 10.475.267.

 

 

Chronos y Kairos

Se conoce como Chronos al tiempo del reloj, es decir, el tiempo que se mide. Mientras que Kairos es el momento justo, es decir, no es el tiempo cuantitativo sino el tiempo cualitativo de la ocasión, la experiencia del momento oportuno. En nuestras vidas todos experimentamos la sensación de que llegó el momento adecuado para hacer algo, que estamos maduros, que podemos tomar una decisión determinada.

 

A continuación presentamos un breve resumen de la lectura del Minotauro de Arturo Uslar Pietri, en el cual se puede percibir, que con la aparición del petróleo en nuestro país tuvimos nuestro tiempo Kairos pero no lo supimos aprovechar:

 

La Venezuela de hoy tiene su minotauro histórico, conocido como el petróleo. El cual es un monstruo devorador para el país. Antes de la aparición del petróleo teníamos un país pobre que seguía un lento proceso de desarrollo, de cultivadores, aislado del mundo, sin comunicaciones interiores, entregado a una lenta vida provincial y limitada, con un presupuesto nacional que apenas pasaba de los 100 millones de bolívares, se vivía de lo que se producía, la gente rica andaban en coches de caballos producidos en el país, el hielo era un lujo desconocido, la leche se ordeñaba a las puertas de las casas, toda la importación no alcanzaba, un alto empleado ganaba 500 bolívares al mes. Y con la llegada del petróleo, en vez de ser un apoyo seguro para el desarrollo de la riqueza nacional, lo convertimos en un monstruo. La producción venezolana no aumentó, el presupuesto de la nación y las importaciones subieron desmesuradamente, el bolívar cada día vale menos, producto de la inflación. Cada día, el país se hace más pobres, se producen más bolívares, hay más importaciones, más inflación, más despilfarro, más desnivel y nada se hace para enfrentarlo y vencerlo.

 

Respecto a la lectura podemos reflexionar que antes de la aparición del petróleo, los venezolanos vivíamos un tiempo cronos es decir, de la rutina, las obligaciones, del despertador. Al llegar el petróleo a nuestro país nos llegó el tiempo Kairos pero desde una percepción diferente ya que no le dimos el sentido correcto a la oportunidad que se nos presentó.  

Beatriz Moreno C.I 12.841.856 / Dariana Mora C.I 6.297.945 / José Mora C.I 9.330.422 / Mailing Neira C.I 6.501.571 / Migberth Cella C.I 9.962.070 / Marcos Leal  C.I 6.902.644 / Yurmi Mujica C.I 10.475.267.

Que significa ser venezolano, que opinamos sobre nuestras instituciones públicas y como imaginamos a Venezuela dentro de 30 años

Que significa ser venezolano.

En clase muchas fueron las opiniones sobre el significado de ser venezolano, desde que somos un pueblo sin identidad hasta que nuestros problemas del presente tienen causa en el pasado, llegando a señalar algunos de los participantes que debemos cambiar los valores e iconos de nuestra nacionalidad foráneos por los autóctonos para así poder reconciliarnos con nosotros mismos, pues es ahí donde radica nuestra problemática como nación.

Se hablo de la viveza criolla como una de nuestros defectos, de la  falta de solidaridad, de la flojera criolla, algunos a favor y otros en contra.

Que opimas de las instituciones públicas.

Respecto a la opinión sobre las instituciones públicas, quizás por la formulación de la pregunta hubo ambigüedad en cuanto a si se pretendía discutir sobre lo que son en un sentido teórico, es decir, lo que representan para la sociedad, o lo que son en la práctica aquí en Venezuela.

Conocer lo que palpan los ciudadanos sobre las instituciones pública es muy enriquecedor, pero considero que la pregunta debió formularse en dos sentidos, el de lo que representan que constituye lo que los ciudadanos consideran como el sentido que les da legitimidad, para luego entrar a conocer lo que realmente son en nuestra realidad nacional, pues obviamente son distintas, al menos entre nosotros los venezolanos

En tal sentido, para un análisis más completo se sugiere que primero sea abordado el tema de lo que representan, cual es su fin, su misión dentro de la sociedad, para luego evaluar si ajustan su actividad a esa realidad o que tan desviadas puedan estar.

En todo caso, las opiniones no fueron nada halagadoras u prometedoras respecto a lo que opinamos nosotros mismos de nuestras instituciones.

Como imaginas a Venezuela dentro de treinta años.

Particularmente, no sabía que responder en esta pregunta, la cual si considero precisa, porque aunque era abierta, se centraba en la percepción de nuestro futuro partiendo de nuestra realizad actual. La pregunta no estaba referida a como deseamos que sea nuestro país en treinta años, sino como lo imaginamos en función de los eventos actuales e inmediatos en los cuales vivimos hoy vemos que constituye nuestro devenir.

La respuesta de los compañeros fue algo triste, y no porque la percepción de uno u otro haya sido pesimista, sino porque en el ambiente no se percibían ninguna visualización positiva, dado nuestra realidad actual. En todo caso, el ejercicio fue y sigue siendo bueno porque las oportunidades generalmente son avistadas solo en las crisis, o al menos esta nos obliga a visualizarlas y aprovecharlas.

Beatriz Moreno C.I 12.841.856 / Dariana Mora C.I 6.297.945 / José Mora C.I 9.330.422 / Mailing Neira C.I 6.501.571 / Migberth Cella C.I 9.962.070 / Marcos Leal  C.I 6.902.644 / Yurmi Mujica C.I 10.475.267.

LA POSTMODERNIDAD

La postmodernidad es un escenario donde se cuestiona la modernidad: la deshumanización y el deterioro ambiental, producto del tecnicismo, el desarrollismo, el racionalismo, el cienticismo, etc.

La cultura y la modernidad, podemos decir que en la actualidad, pleno siglo XXI y en la época llamada postmoderna, nosotros los venezolanos seguimos teniendo los mismos problemas complejos y deficiencias que teníamos en la época postcolonial.  En la actualidad, cuando se intenta crear una conciencia cultural nacional y tratar de que nos arraiguemos a ella, se nos cuestiona y juzga. 

Nuestro mayor problema sigue siendo la falta de memoria, la falta de conciencia e interés para volver la vista atrás y analizar e interpretar nuestro pasado para aprender de nuestros errores y asumirlos sobreponiéndonos a ellos, nos seguimos dejando influenciar por una cultura importada, desvalorizando y subestimando nuestros propios principios, debemos dirigir la búsqueda y comprensión de Venezuela desde dentro, desde cada uno de nosotros mismos, desde esa interioridad que será quien proporcione el seguimiento de nuestro proceso cultural como pueblo, como historia y como nación.  Vivimos en un país rico, con cierto nivel de avances tecnológicos y científicos, pero estó lejos de acercarnos a un propósito, nos envuelve en una gran incertidumbre, ya que tenemos dos corrientes que en vez de ir hacia una misma meta van por caminos paralelos: “lo que queremos y lo que tenemos” ó “el ideal de país y la realidad de país”.

La cultura ha pasado a ser lo último en explorarse y explotarse sin darnos cuenta que en ella se puede fomentar el desarrollo económico del país y a la vez contribuir de una u otra forma con el desarrollo social y moral de los ciudadanos; ya que está cruza todas las dimensiones del capital social de una sociedad y las personas pueden identificarse, hallar una identidad, crecer en conjunto y desarrollar una autoestima colectiva como pueblo y nación.

Debemos dejar de ser NO funcionales y comenzar hacer a crear nuestra propia modernidad, trazándonos objetivos y alcanzándolos, preparándonos más y mejor como seres humanos íntegros de pensamiento y acción, retomando patrones de conducta perdidos por el aumento de la vida acelerada que se lleva en ciudades modernas ó modernizadas.

 

Autores:
Beatriz Moreno C.I 12.841.856 / Dariana Mora C.I 6.297.945 / José Mora C.I 9.330.422 / Mailing Neira C.I 6.501.571 / Migberth Cella C.I 9.962.070 / Marcos Leal  C.I 6.902.644 / Yurmi Mujica C.I 10.475.267.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La viveza criolla

El estudio de las características que diferencian y a la vez definen a determinadas sociedades humanas respecto a otras, requiere de un análisis previo que permita su deslinde de las características propias del ser humano como especie. Es decir, se debe tener en cuenta que hay aspectos propios del ser humano presentes en toda sociedad humana cuyo estudio o clasificación no puede ser atribuido a una sociedad en particular como una característica propia.

 

En tal sentido, para hablar de la viveza criolla presente y bastante generalizada en la cultura del venezolano es preciso en primer lugar determinar si tal condición o característica es realmente propia de nuestra idiosincrasia, o si en realidad se trata de una condición inherente al ser humano independiente de la sociedad donde se desenvuelva. No obstante y a objeto de no entrar en un trabajo extenso por cuanto lo planteado es algo complejo de analizar, se consideró estudiar dicha característica dentro del contexto propio de la cultura del venezolano, sin perjuicio de que tal condición sea propia del ser humano como especie, pudiendo estar presente en toda sociedad en un menor o mayor grado de intensidad o generalidad.

 

Así, particularmente en el venezolano, la viveza criolla surge como un recurso distorsionado ante un Poder Público poco o casi nada eficiente en el manejo de las políticas públicas. En tal sentido, si una persona requiere tramitar determinado documento por ante cualquier aficiona del Poder Público, probablemente prefiera acudir a los servicios de algún gestor que acudir por sí mismo a solicitarlo, porque culturalmente estamos condicionados a que los tramites y procedimientos requeridos sean tan lentos e ineficientes que es más recomendable pagar con tal de ahorrarse tanto maltrato y pérdida de tiempo para lograr lo que sea requerido.

 

Esa conducta de acudir por vías diferentes a las establecidas o por los canales no regulares, es la práctica cotidiana que en Venezuela definimos como viveza criolla, conducta que de forma similar quizás ocurra también en otros países donde probablemente se le conozca con un nombre diferente.

 

La viveza criolla se ha extendido como conducta, aunque con la misma causa, a situaciones como el tráfico, el no hacer colas, el tratar de ubicar a algún amigo o conocido que lo ayude para resolver algo, sin acudir a la vía regular que a tal fin exista.

 

Obviamente, la viveza criolla es indeseable y muy molesta porque mediante ella se permite que sólo los vivos puedan lograr determinadas cosas que el resto de las personas no lo puedan hacer por los canales regulares, obligando a que la conducta por todos sabida como indeseada, sea asumida por fuerza mayor por mas venezolanos cada vez, al punto que hoy se considera adherida como una característica propia de nuestra cultura.

 

La solución está en nosotros mismos, y no precisamente con la consabida frase de que debemos ser mejor, que obviamente tiene que ser así, pero más aun, siendo cada día mas exigentes en cuanto al desempeño eficiente del Poder Público en la multiplicidad de tareas que tiene asignadas por la sociedad, y que en nuestra realidad criolla se ve acrecentada por la tendencia actual del Estado hacia el socialismo, razón por la cual extiende su acción a mas y mas actividades cada día, lo cual hace del Estado en Ente cada vez más denso, pesado y lento en su actuar que en virtud de la Ley de la Entropía se inclina peligrosamente hacia la ineficiencia, entrando en un círculo vicioso donde el ciudadano tendrá que ser cada vez más vivo para poder hacer efectivos sus cometidos o necesidades personales, a la vez que el Estado al crecer más, se haga mas ineficiente.

Autores: Beatriz Moreno C.I 12.841.856 / Darìana Mora C.I 6.297.945 / Josè Mora C.I 9.330.422 / Mailing Neira C.I 6.501.571 / Migberth Cella C.I 9.962.070 / Marcos Leal  C.I 6.902.644 / Yurmi Mùjica C.I 10.475.267.

LA HORIZONTALIDAD EN LA ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL DE LAS EMPRESAS PUBLICAS

Las empresas de hoy en día han venido cambiando de una estructura rígida y vertical a una estructura horizontal, ya que cuando existe una estructura vertical a medida que las organizaciones van aumentando en tamaño y complejidad, el modelo de mando y control comienza a sufrir modificaciones, es decir, se comienza a dificultar todas las tareas o actividades que se quieren controlar desde la cúspide, debido a que no existe una comunicación directa entre la alta gerencia y los ejecutivos de tercero y cuarto nivel, mucho menos empleados y obreros. Sus estrategias de negocios y flujo de órdenes son comunicados completamente de forma piramidal de arriba hacia abajo.

Toda esta estructura vertical trae como consecuencia un alto costo en el sistema, ya que el aparato gerencia crece demasiado en todos los niveles y se convierte en un sobre costo casi imposible de manejar.

Por otra parte, una empresa con muchos niveles jerárquicos no puede tener velocidad de respuesta, y es por eso que la mayoría de las empresas de hoy en día, por la necesidad de lograr resultados rápidos y eficientes, se vieron en la necesidad de reducir la comunicación vertical por una horizontal; y en lugar de las tradicionales comisiones de gerentes, hoy existen grupos de trabajo y equipos encargados de proyectos especiales que reúnen a personas de distintos departamentos, lográndose así mejores resultados.

Si las empresas públicas cambiarán su estructura organizacional de vertical a horizontal existiría  una comunicación directa y rápida en los procesos, las metas administrativas pudieran ser delegadas a niveles más bajos, los límites de los departamentos funcionales quedarían eliminados, la mayoría de los empleados trabajarían en equipos multidisciplinarios autodirigidos que mejorarían sustancialmente la eficiencia y velocidad en respuesta y toma de decisiones.

Autores: Beatriz Moreno C.I 12.841.856 / Darìana Mora C.I 6.297.945 / Josè Mora C.I 9.330.422 / Mailing Neira C.I 6.501.571 / Migberth Cella C.I 9.962.070 / Marcos Leal  C.I 6.902.644 / Yurmi Mùjica C.I 10.475.267.

El Quiebre

El Quiebre

En el concepto de quiebre se destaca lo central que es para la teoría del  rol  del observador. Es posible que un observador distinga en un quiebre oportunidades, otro dificultades y otro no vea ni siquiera el quiebre para este ultimo  el mundo sigue siendo transparente.

Un quiebre constituye la oportunidad de cambiar la perspectiva y descubrir por consiguiente nuevos ángulos en un fenómeno que creíamos conocidos y sin mayores posibilidades.

Cualquiera que trate de avanzar en un camino de crecimiento descubrirá tarde o temprano que el gran impedimento a su trabajo no se encuentra en los otros, sino en sí mismo. Descubrirá que sus tendencias espirituales y las inclinaciones de su ego no están en armonía, sino que son divergentes. El ego del quiebre busca lo transitorio, manteniéndonos polarizados en el mundo temporal, a pesar de que teórica o prácticamente estemos trabajando en alguna línea de crecimiento personal. Una y otra vez experimentamos la incapacidad de nuestro ego para someterse a la guía del maestro interior, del Yo Superior, para actuar revelando lo trascendente y no lo personal perecedero. El ego vive en y para lo temporal, mientras el núcleo que origina y sostiene nuestra vida - la chispa divina, el Yo Superior - permanece en lo intemporal y eterno, que es lo que quisiéramos alcanzar.

De ahí la dificultad de conciliar ambas posiciones, lo que produce la gran inquietud y aun las angustias más profundas que pueda experimentar el hombre que busca expandir su consciencia. Para ser en lo eterno, debe morir conscientemente en lo temporal. La conquista del punto de vista del Yo Superior, la polarización paulatina en nuestro núcleo superior de origen como resultado de la domesticación creciente del quiebre, es la meta e inspiración de todos los caminos de crecimiento.

 

Autores: Beatriz Moreno C.I 12.841.856 / Darìana Mora C.I 6.297.945 / Josè Mora C.I 9.330.422 / Mailing Neira C.I 6.501.571 / Migberth Cella C.I 9.962.070 / Marcos Leal  C.I 6.902.644 / Yurmi Mùjica C.I 10.475.267.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres